25 de January del 2017

¿TIENES MIEDO A CONDUCIR?

¿TIENES MIEDO A CONDUCIR?
SUPERA LA AMAXOFOBIA CON NOSOTROS

¿Qué es la Amaxofobia?

El término Amaxofobia hace referencia a la respuesta de intenso temor e incapacidad que experimentan algunas personas al conducir un vehículo o simplemente al pensar que tienen que hacerlo.

En general, se inicia con una aguda crisis de ansiedad (a veces un ataque de pánico) mientras se está conduciendo. La intensa sensación de falta de control que esta experiencia negativa provoca, acompañada de una serie de pensamientos catastrofistas sobre lo que podría haber sucedido produce un gran impacto emocional y un fuerte temor ante la posibilidad de que la crisis se repita o se produzca finalmente un accidente de tráfico.

A menudo, estas personas albergan pensamientos del tipo “¿por qué los demás pueden y yo no..?” que acaban transformándose en afirmaciones descalificativas sobre ellos mismos “soy inferior, soy peor que cualquiera”, que erosionan la autoestima, incrementan la ansiedad y refuerzan el miedo y la inseguridad.

Es frecuente que al volver a conducir por lugares similares o por vías parecidas en las que se experimentó la primera crisis reaccionen con una gran inquietud y malestar, que transfieren progresivamente a otras situaciones de tráfico, sintiéndose cada vez más incapaces de soportar su ansiedad.

Suelen darse dos maneras de responder a esta circunstancia; o bien restringen las vías por las que circulan o abandonan la conducción, algunos poco a poco y otros de modo radical. Al final el miedo a morir o a provocar la muerte a otros va instalándose en el pensamiento y descubren que dejar de conducir es la solución a su miedo y ansiedad.

SÍNTOMAS

  Los síntomas más importantes de la amaxofobia son los siguientes: sudores, temblores, taquicardia, malestar de estómago, ansiedad anticipada, respiración agitada, tensión y agarrotamiento muscular.

Estos son algunos de los síntomas que padecen los afectados. Incluso se dan casos de personas que han tenido  que parar el auto al sentir una sensación de descontrol.
La tensión muscular y psíquica que sufren estas personas les impide físicamente colocarse al volante. Conducir les resulta una experiencia desagradable, y en la mayoría de los casos desisten y abandonan. Se sienten paralizados. Es cierto que se asocia a experiencias traumáticas, como por ejemplo, accidentes de tráfico propios, de familiares o amigos, o al hecho de haber repetido en numerosas ocasiones el examen de conducir.
¿Cual es nuestra forma de tratamiento?

En Autoescuela Camacho disponemos de profesores con el certificado de especialistas en amaxofobia.
El tratamiento,  en un primer momento, se analiza las ideas y expectativas que la persona tiene sobre el tráfico y sobre su capacidad para afrontar las dificultades que éste presenta. Este trabajo intenta modificar aquellos pensamientos que crean ansiedad y que dificultan la terapia de exposición.
Posteriormente, se realiza el tratamiento de exposición: con un vehículo adaptado, de manera progresiva y coordinada, se irá exponiendo a la persona a las situaciones fóbicas,  aplicando las técnicas aprendidas con anterioridad y con el profesor del vehículo especializado.

No esperes más, todos tus miedos desaparecerán y ya no tendrás que depender de nadie.
CONDUCCIÓN EFICIENTE
Si no tienes miedo, pero quieres ahorrar combustible, también hacemos clases de Conducción eficiente, con expertos en este tipo de conducción.
La “conducción eficiente” es un nuevo modo de conducir el vehículo que tiene como objetivo lograr un bajo consumo de carburante a la vez que reducir la contaminación ambiental. A su vez se obtiene un mayor confort en la conducción y una disminución en los riesgos en la carretera.
Puedes ahorrar desde un 10% a un 25% de carburante.